Domingo 26 de Mayo | 19:28

Domingo 26 de Mayo | 19:28
NEGOCIOS & MARKETING
26 de Marzo, 2023

¿Cuál es la primera función del cuidador domiciliario?

10:00 | La figura del cuidador es la primera persona que toma la tarea y el compromiso de atender y vigilar el curso de una persona dependiente o enferma con el propósito de proteger su calidad de vida. Un modelo de atención innovador que se centra en optimizar el confort del paciente tratado.

Apelar a los servicios de un profesional de la internación domiciliaria se ha vuelto actualmente una de las opciones más útiles para los que precisan de alguien que se haga cargo del cuidado de sus seres queridos con plena dedicación, ya que no cuentan con el tiempo necesario para hacerlo ellos mismos o no pueden garantizarle el confort y seguridad que les hace falta.

El trabajo del cuidador a domicilio

Este tipo de asistencia en terreno ofrece tareas de acompañamiento o ayuda en las prácticas de la vida habitual. Esto es, las que desde el enfoque funcional de un paciente, son esenciales para su supervivencia y red de apoyo, lo que puede llegar a incrementar su positivismo y cooperación en su cura o conducta paliativa.

De esta forma, y atendiendo a estos cuidados, las personas con necesidad de asistencia pueden continuar conviviendo en su ámbito cotidiano, sin alterar su rutina e incluso potenciándola con la ayuda extra. A la vez, los familiares del paciente con alguna condición llegan a continuar con sus actividades diarias ya que pueden asegurarse el cuidado de sus seres queridos.

Considerando el alto número de personas que habitualmente necesitan de este servicio y de cara a un escenario en el que la expectativa de vida de los seres humanos es cada vez más prolongada, un equipo profesional de cuidadores domiciliarios es parte esencial de frente a la tarea de cuidado de los pacientes dependientes.

Asimismo, en contextos de dependencia y etapas de tratamiento o complejidades, además de la salud, otras áreas como la actividad y desenvolvimiento de la persona se ven afectadas y tienden a necesitar de colaboración en ocasión de los requerimientos físicos y mentales que todo este proceso implica.

Las funciones específicas del cuidador en domicilio

Así, un cuidador domiciliario es el que se hace cargo de las necesidades concretas de las personas jóvenes o mayores dependientes, mientras cumplen roles experimentados de control y apoyo, para los que una persona común no suele estar preparada, pero que no se relacionan para nada con la tarea de empleado como a veces se suele confundir.

Específicamente, un cuidador experto en casa es un miembro que se ocupa de asistir a la persona paciente que por su edad o complejidad médica fuera del ámbito hospitalario, padece una condición de dependencia que le priva del pleno movimiento.

Como observamos, el profesional de esta actividad cumple la función relacionada con la supervisión y compañía de la persona en cuestión, siendo responsable competente de asegurar control, confort y familiaridad en su ámbito más ameno, esperando la evolución o desenlace del paciente. 

Dejá tu comentario

Más Leídas de hoy