Lunes 04 de Marzo | 05:58

Lunes 04 de Marzo | 05:58
NEGOCIOS & MARKETING
4 de Febrero, 2023

¿Cómo sobrellevar una enfermedad incurable?

18:00 | Enfrentar el diagnóstico de una enfermedad crónica, o que no tiene cura, puede conducir muchas veces a tener que enfrentar otro desafío: el evitar desarrollar una enfermedad mental como consecuencia de todo lo que vendrá.

No es raro sentirse desanimado tras el diagnóstico de una enfermedad crónica, o de una enfermedad terminal. Es posible que la persona, además de enfrentar el sufrimiento y desgaste físico que la enfermedad y los tratamientos acarrearán, sienta también un alto nivel de stress y preocupación por los resultados y por el futuro. Puede resultar muy difícil aceptar esta nueva realidad y hacer frente tanto al diagnóstico como a los cambios. Hasta las actividades favoritas, o aquellas que usualmente generaban mayor nivel de satisfacción, pueden resultar prácticamente imposibles de realizar.

Los efectos de estas situaciones en la salud van generalmente más allá del estado de ánimo y puede incluir sentimiento constante de tristeza o ansiedad, sensación de pesimismo o desesperanza, irritabilidad, falta de autoestima, problemas para dormir, cambios en el estado de ánimo o hasta inclusive cambios de peso.

Hay investigaciones que sugieren que las personas que tienen una enfermedad sin cura junto a depresión tienden a tener síntomas más graves de ambas enfermedades. Un enfoque de atención colaborativa puede ser la ayuda necesaria para enfrentar estos difíciles diagnósticos. Mejorar la calidad de vida es la clave frente a estas situaciones. Por ejemplo, el uso de células madre para autismo brinda una notable mejoría en la mayoría de los casos, logrando un visible progreso en el estado de ánimo del paciente.

Dentro de las enfermedades crónicas que más afectan emocionalmente a quien la padece encontramos la fibromialgia, un trastorno caracterizado por dolor musculoesquelético acompañado por fatiga y problemas de sueño. El uso de células madre para la fibromialgia logra disminuir el nivel del dolor que sufre el paciente así como una disminución en la sensación de fatiga, ya que la terapia ayuda a regular la cantidad de sueño y favorece la movilidad.

El Parkinson es otra enfermedad donde el sujeto que la padece se ve plenamente afectado a nivel emocional. La depresión, apatía y la ansiedad son típicas en los pacientes con esta enfermedad y pueden aparecer inclusive antes que el desarrollo de los trastornos motores. El tratamiento con células madre para el Parkinson constituye una novedosa alternativa entre los tratamientos disponibles, buscando desarrollar nuevas sinapsis y restaurar los niveles de dopamina, lo que mejora notablemente el estado de ánimo del paciente.

El abordaje de la depresión en las enfermedades crónicas requiere un camino personalizado de acuerdo con cada paciente y los síntomas que enfrenta. Puede ser necesario intentar distintas opciones hasta encontrar la adecuada para una persona en particular. Es por ello que buscar información, asesoramiento y acompañamiento profesional es la mejor herramienta que tanto el paciente como su familia pueden utilizar. 

Dejá tu comentario

Más Leídas de hoy